Tecnología

¿Son las nuevas tecnologías una amenaza para el empleo o una ayuda?

La introducción de las nuevas tecnologías asusta a muchas personas, porque consideran que las máquinas acabarán por sustituir a los humanos, en sus puestos de trabajo. Pero en el artículo de hoy queremos ver qué hay de cierto en eso.

¿Qué supone la introducción de las nuevas tecnologías en los empleos?

Cualquier oficina, restaurante, laboratorio y cualquier tipo de negocio cuenta con nuevas tecnologías, es decir, ordenadores, pantallas y otros dispositivos que se han convertido en herramientas de trabajo indispensables, para realizar algunas tareas. Muchas veces, son tecnologías entendidas como un trabajador más, que además siempre es productivo, eficiente y rápido. Por ello, muchas veces se plantean como una amenaza destructora de puestos de trabajo.

José Luis Martínez Fernández, Coordinador del Postgrado en Contabilidad Financiera en el TecnoCampus, matiza esta visión drástica de las nuevas tecnologías y dice que las máquinas podrán sustituir a los humanos en tareas más mecánicas, como por ejemplo introducir facturas, bases de datos, etc. Pero no son tan capaces como para analizar, aplicar normativas y tomar decisiones complejas.

Una máquina que se ocupe del trabajo pesado

Por ello, aunque a veces sí puedo suponer un riesgo para algunos puestos de trabajo, que pueden verse sustituidos por máquinas, en situaciones en que los trabajos son más mecánicos. En muchos otros sectores, las nuevas tecnologías, pueden suponer una gran ayuda para que se ocupen del trabajo más pesado, más mecánico y en el que, al final, perdemos más tiempo.

En cuanto al sector de la inteligencia artificial, las máquinas o más bien el Machine Learning, hace posible que las nuevas tecnologías sean capaces de obtener una previsión futura, gracias a complejos algoritmos y el uso del Big Data, que puede ser muy útil para prevenir grandes riesgos o problemas futuros y mejorar procesos de gestión.

Conclusiones

En definitiva, según parece, las nuevas tecnologías sí que pueden hacer funciones humanas, pero su uso no debe entenderse como una amenaza en todos los casos. Porque precisamente, en muchas ocasiones, puede ser una gran ayuda y un enorme beneficio para algunas gestiones y tareas del trabajador o de la propia empresa.

Un trabajador puede delegar muchas tareas complicadas y pesadas a una máquina, que se traducirá como una mejora en la gestión de su propio trabajo, ya que dedicará más tiempo a cuestiones principales y mucho más importantes. Lo que le llevará a ser más productivo y eficiente en su propio trabajo.

 

Además, con el uso de las nuevas tecnologías se pueden prevenir riesgos, para tener margen de tiempo de actuación y no sufrir una crisis informática o cualquier otro tipo de problema, que pueda significar un grave error en la gestión empresarial.

¿Cómo se presenta el futuro?

Aunque ahora lo veamos así, todos sabemos que las nuevas tecnologías son cambiantes, por lo que esta percepción puede verse perfectamente modificada y evolucionar a pasos agigantados, por lo que no sabemos si acabará por eliminar algunas profesiones o simplemente serán herramientas de ayuda, para mejorar la eficiencia del trabajo humano.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/economia/innovacion/20171207/433474717218/tecnologia-ayuda-amenaza-empleo-trabajo.html

Navega en nuestro portal de noticias tecnológicas y gadgets